Opinión: Las conclusiones que deja el Mundial de Baloncesto en China

España fue un más que justo campeón, los latinoamericanos cumplieron, perdieron las súperestrellas estadounidenses de la NBA y ganó el baloncesto aunque la FIBA sigue en deuda.

Es cierto que Pau Gasol (FC Barcelona) y Marc Gasol (Toronto Raptors) fueron piezas clave del título de España tras vencer con claridad en la Final a la Argentina, pero Ricky Rubio (Phoenix Suns) fue nombrado como el MVP del Mundial.

Un torneo que parecía diseñado para Estados Unidos, que, pese a ser dirigido por el emblemático Gregg Popovich, sembró dudas en la preparación cayendo con Australia y terminó el certamen con su peor participación histórica, fuera en Cuartos de Final ante Francia y apenas alcanzando el séptimo lugar.

Kemba Walker (Charlotte Hornets) y Donovan Mitchell (Utah Jazz) eran llamados a liderar un equipo muy joven y sin súperestrellas del calibre de Stephen Curry, LeBron James, Kawhi Leonard, entre otros.

Allí es donde la FIBA pierde, porque el Mundial de Baloncesto sigue siendo descafeinado hasta cierto punto al no jugar las estrellas más importantes, sumado al calendario con 92 partidos en apenas 16 días que no solo desgasta a los jugadores por el poco descanso, también dificulta la cobertura mediática.

El acierto de FIBA con el Mundial de Baloncesto 2019 fue justamente correr su calendario un año para no competir con el Mundial de Fútbol, ganando así el baloncesto su espacio aunque aún falta mucho en el marketing deportivo.

Por último, los latinoamericanos cumplieron un buen Mundial, encabezados por una Argentina que de la mano de Luis Scola (Shangái Sharks) y Facundo Campazzo (Real Madrid) llegó a la final mostrando gran nivel y dando esperanza para el futuro.

Capítulo aparte merece lo hecho por Venezuela, que con pocos recursos dejó fuera al anfitrión, China. Los otros latinoamericanos, Puerto Rico, Brasil y República Dominicana, también alcanzaron la Segunda Fase, cumpliendo un buen papel.

Los fracasos del Mundial, además de Estados Unidos, pasan por China y Canadá, eliminadas en la Primera Fase, Grecia que con todo y Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks) no pudo dar pelea ante República Checa, que junto a Polonia fueron las grandes sorpresas del torneo.

En 2023 volverá el Mundial de Baloncesto en seis sedes, cuatro en Filipinas y una en Indonesia y Japón, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *