Los cuentos de Stellita Vol. I: Panamericanos, FPC, baloncesto y tenis

Stellita

Rotonda Deportiva presenta un nuevo espacio de opinión y actualidad para sus lectores.

Te presentamos a Stellita, una mujer que conoce muchas cosas del deporte colombiano, y que no se queda con los rumores de pasillo, aunque a veces falle puede que diga una que otra verdad.

¡Bievenida Stellita a Rotonda Deportiva!

¡Sumercé, qué bueno saludarlos! Ay no imagínese que estos días me ha tocado voltear mucho porque enero fue un mes requete largo y muy loco.

No más con lo de perder los Juegos Panamericanos. Citicos nuestros deportistas, siempre los utilizan y les pagan requete mal, así como a mi que apenas me gano el mínimo y me toca bregar para andar en buseta. Eso sí, cuando me toca TransMilenio nunca me voy colada porque mi taita me enseñó que en la vida hay que ser honestos y correctos.

A propósito de honestidad, cuando fui al Ministerio del Deporte me di cuenta que doña Astrid Rodríguez es un amor de persona, y seguro que no se roba ni un peso. Pero ay qué dolor esos descuidos que nos llevaron a perder los Panamericanos. Eso sí, ella no está preocupada, el presidente la prefiere a ella que a los politiqueros del Valle que están detrás de ese puestico (o eso dicen puallá).

El que sí anda bien preocupado es don Héctor Cárdenas. Ay no sumercé, como le fue de mal a él y esos muchachos en el Preolímpico. Juanchito, el que atiende a la selección preolímpica, me contó por el Wasap que don Héctor no se quiere ir, que confía en sus padrinos de la Federación para seguir manejando las categorías menores. Ay quién sabe qué va a pasar con don Héctor, va a tocar meterlo en las plegarias del fin de semana que vaya a visitar a la virgencita.

Quienes no tienen preocupaciones son los del Equipo Colombia de Copa Davis. Martinita que anda puallá en el Club Bellavista (qué lugar tan bonito) me dijo que como eso juegan con Luxemburgo capaz que ganan la serie 5-0. Ay pero yo vi las fotos y esos monos se ven muy grandotes, como de dos metros. ¿Sumercé se imagina donde lleguen a perder? Ahí sí que nos acostumbramos a los papelones… Pero sumercé sabe, Dios proveerá.

Ya casi me toca alistar lo del almuerzo, pero pere le cuento algo más. Está bien complicada esa división de los clubes profesionales de baloncesto. Y es que así como a una le toca ser juiciosa con las cuenticas del arriendo y el mercado debería manejarse el deporte, pero eso no está pasando en la División Profesional de Baloncesto. Yo como que me voy a averiguar en estos días qué más pasa y le cuento sumercé…

Y ahora sí antes de irme, acá sigo esperando que Águilas Doradas no solo deje que los futbolistas se reunan con Acolfutpro, que eso no es problema, lo pueden hacer como yo con mis comadres en la tienda de la esquina después del trabajo, sino saber con quién se van a asociar para la Liga Femenina y así cumplirle a Conmebol. Ay es que esos señores de Conmebol tan lindos que son, tan bien que se han portado conmigo. Por ahí les mandé la hoja de vida para armar la cafetería para ver si me llevan a Valledupar para la Copa Sudamericana. Tan lindo sería conocer el río Guatapurí.

Por ahora me voy, pero en cualquier momento vuelvo. ¡Qué mi Dios lo bendiga sumercé!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *