Clásico y Bohemio: El partido del siglo (Parte 1)

Alemanes e Italianos protagonizaron un partido épico. Los dos excampeones mundiales buscaban un tiquete a la final de la Copa Mundo y terminaron escribiendo la más dramática y emocionante historia entre estos dos gigantes del fútbol.

Por: Rubén Casas – @Benchobohemio en Twitter

Ya han pasado 50 años desde que en el Estadio Azteca se disputó el denominado partido del siglo entre Italia y Alemania, correspondiente a una de las semifinales de México 1970. Aún sigue vigente en la historia de estos seleccionados y de la Copa del Mundo lo vivido en un compromiso que en 120 minutos exhibió lo que enamora a miles de fanáticos del fútbol.

Antecedentes

La azurra avanzó como líder de su grupo, aunque sus resultados no fueron amplios, una victoria (1-0) sobre Suecia y dos empates sin goles con Uruguay e Israel bastaron para cumplir el objetivo.

En Cuartos de Final los italianos se destaparon y con un contundente (4-1) eliminaron a México, logrando así la clasificación a semifinales.

Italia estaba dirigida por Ferruccio Valcareggi y en la nomina estaban jugadores como Enrico Albertosi, Tarcisio Burgnich, Giacinto Faccheti, Roberto Rosato, Luigi Riva, Gianni Rivera, Sandro Mazzola y Roberto Boninsegna.

Alemania Federal también clasificó como líder de su grupo, venciendo en sus tres compromisos, (2-1) a Marruecos, (5-2) a Bulgaria y (3-1) a Perú. Además, venía de vencer en Cuartos de Final a Inglaterra (3-2) tomando revancha de la final del mundial del 66.

Sepp Maier, Karl-Heinz Schnellinger, Berti Vogts, Uwe Seeler, Wolfgang Overath, Helmut Haller, Franz Beckenbauer y Gerd Müller hacían parte del plantel dirigido por Helmut Schön.

El partido del siglo

El árbitro Arturo Yamasaki fue el elegido para dirigir este compromiso, pitazo inicial para que Bonisegna tocara a Mazzola y así iniciara una verdadera epopeya futbolística.

En los primeros minutos ambos equipos intentaron tomar el dominio de las acciones, trascurridos 8 minutos, Burgnich realiza un saque de banda en el campo italiano para Mazzola quien ve a Boninsegna libre para recibir. Ante la marca de Hannes Löhr y Overath, este intenta descargar sobre Riva, pero Beckenbauer intercepta el pase, el balón golpea en el pecho de un defensor alemán y queda flotando para que el propio Boninsegna desde el borde de la media luna rematara con la izquierda un disparo rasante que fue inatajable para Maier (1-0).

El resto de la primera parte fue una verdadera batalla, con los alemanes buscando la igualdad y los italianos respondiendo con rápidos contragolpes, haciendo del partido un vertiginoso ida y vuelta. Un disparo de Jürgen Grabowski conjurado de forma espectacular por Albertosi fue la opción más peligrosa a favor de los alemanes, mientras que los italianos tuvieron como opción más cercana para ampliar la diferencia un cobro de tiro libre indirecto dentro del área, Mazzola la pisa para Riva, pero muy ágilmente la saga alemana logra evitar el remate directo.

Italia realiza en el entretiempo la primera sustitución del encuentro, Gianni Rivera sustituye a Sandro Mazzola. Pita el central peruano, Seeler toca para Overath y así da comienzo la segunda mitad. Ambos equipos mantuvieron el ritmo, Seeler tuvo un remate que desaprovechó y llegó suave a Albertosi, rápidamente Italia respondió por medio de un cabezazo de Riva que atajó Maier, luego Seeler tuvo una volea que se fue por poco, todo esto en solo los primeros cinco minutos del complemento. Al minuto 52 Alemania realiza un cambio, ingresa Reinhard ˈStanˈ Libuda por Hanees Löhr.

Riva estuvo nuevamente cerca de ampliar diferencias, pero Maier se mostró seguro en el arco. Luego Alemania empezó a dominar las acciones, primero un remate de Grabowski desviado, después un disparo de Libuda que casi cuelga a Albertosi y luego un derechazo de Overath que se estrella con el horizontal estuvieron cerca de señalar el empate. Sigfried Held ingresa al minuto 66 sustituyendo a Bernd Patzke.

Alemania cada vez lucía mejor y Albertosi se vestía de héroe. Un disparó de Held que superaba al portero italiano fue rescatado de la línea por Rosato, en el rebote Seeler queda limpio para rematar, pero Mario Bertini lo derriba dentro del área, el juez no la ve y el partido sigue con ventaja para Italia.

Beckenbauer y Overath impulsaban a los teutones, pero el conjunto italiano era impenetrable. Un apresurado intento de Albertosi por jugar en largo casi provoca el empate, después de rebotar en la espalda de Grabowski el balón tomó rumbo a la portería, y justo sobre la línea antes que llegara Müller a empujarlo, el portero logra puntearla primero para salvar a la azurra.

Los últimos minutos fueron de completó suspenso en México, choques entre los jugadores, discusiones con el árbitro y un equipo alemán que encerraba cada vez más a los italianos. Un cabezazo de Seeler al ángulo es salvado nuevamente por Albertosi.

El cronometro marcaba los 90 minutos y al parecer Italia se salía con la suya, pero Held hace un saque de banda para Grabowski quien logra superar la marca y lanza un centro por zona izquierda, de forma increíble aparece libre Schnellinger quien empuja el balón con la zurda y logra un épico empate (1-1). Italia saca sin creer lo que ocurría, el arbitro pita el final del segundo tiempo. Alemania forzó a los tiempos suplementarios…


Deja una respuesta