Los trotamundos

Juan Escallón de la Torre
Últimas entradas de Juan Escallón de la Torre (ver todo)

Jugar en primera no es para todos, consolidar una carrera aún menos, pero, ser estrella en varios clubes es algo que pocos pueden contar.

En columnas pasadas escribía sobre aquellos jugadores que le dedicaron la vida a un solo club y se convirtieron en leyendas del mismo. Hoy, quiero escribir de carreras totalmente opuestas a estas, hablaré sobre aquellos jugadores que, vistiendo un gran número de camisetas, son admirados en muchos clubes y países y que, en algunos casos, recorrieron varios continentes con su fútbol.

Creo que no es posible empezar esta columna de una manera distinta que nombrando a Sebastián “el loco” Abreu. Una carrera impresionante, se ha puesto la camiseta de 29 clubes, la mayoría de primera división, en 27 años de carrera. Ha marcado goles en 20 clásicos del fútbol. La lista de récords haría que pudiera dedicarle una columna entera. Un gran goleador tanto en clubes como de la selección uruguaya. 437 goles por el mundo y 44 años cumplidos; el loco parece querer ir por otro récord.

Sigo con los delanteros goleadores, pero ahora en Europa. Un trotamundos que ha marcado para los 12 equipos que ha jugado y que es sinónimo de lucha y potencia en el área rival. Christian Vieri, italiano, 18 años de carrera y 236 goles convertidos a su paso por Francia, España y su Italia natal. Su calidad como delantero hizo que fuera seleccionado para hacer parte del FIFA100.

Esta lista no es solo de delanteros, pero mi tercer elegido también es un goleador. El incomprendido y muchas veces criticado Nicolás Anelka. Un enorme talento que brilló como pocos en algunos momentos de su carrera pero que en otros su compleja personalidad logró opacar su carrera. Tiene el récord de dinero pagado en la suma de sus distintos traspasos entre los 12 clubes en los que jugó. compitió en algunos de los más importantes clubes del mundo como el Real Madrid, Liverpool o Juventus. El puma, talento, gol y un temperamento difícil de domar.

El siguiente en mi lista es uno de los mediapuntas más talentosos que ha dado el fútbol brasilero. Estrella del Barcelona, el Deportivo la Coruña o el Olympiacos. Campeón del mundo en Corea y Japón 2002. Mas de 440 goles entre la selección y las 14 camisetas de clubes que vistió. Un jugador imprevisible con una capacidad impresionante de hacer goles de chilena. Hablo del gran Vítor Borba Ferreira, o como todos lo conocemos, Rivaldo.

Quiero cerrar esta lista con dos porteros. El primero, muy conocido en Colombia ya que nació en nuestro país y jugó algunos años por estas tierras. El otro, aparte de tener por algunos años el récord de cantidad de clubes jugados antes de ser superado por “el loco” Abreu, ostenta la impresionante marca de haber disputado partidos con clubes de seis confederaciones distintas.

En el primer caso hablo del popular arquero Carlos Fernando Navarro Montoya, más conocido como “el mono”. Figura indiscutible de Boca Juniors y poseedor de una de las carreras más largas del fútbol argentino. Debutó en Vélez Sarsfield en 1986 y a los dos años llegó otra vez a su Colombia natal para ponerse la camiseta de Independiente Santafé. En sus 25 años de carrera vistió la camiseta de 14 clubes distintos antes de retirarse en el Tacuarembó FC de Uruguay. Nunca pudo consolidar su carrera en selecciones nacionales ya que, después de debutar con la selección colombiana en las eliminatorias al mundial de México 86 y no lograr la clasificación, intentó obtener el permiso para jugar en la selección argentina, lo consiguió antes del mundial de Francia 98, pero no fue tenido en cuenta por los seleccionadores de la época.

El último nombre en mi lista es el del portero alemán Lutz Pfannenstiel. Puede que muchos no lo conozcan y que este nombre no les diga mucho, sin embargo, este hombre puede hablar con propiedad del fútbol mundial como pocos. 25 clubes lo tuvieron defendiendo su arco a lo largo de 20 años de carrera. Los clubes por los que pasó no son los más reconocidos del mundo, excepto Nottingham Forest donde estuvo dos años. Pero, logró llevar su fútbol a destinos tan lejanos de su Alemania natal como Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Namibia, Canadá y hasta Brasil. Aparte de viajar por el mundo tiene un gran número de anécdotas que contar, desde un coma sufrido cuando jugaba en Inglaterra hasta haber pasado 101 días en una cárcel de Singapur acusado de amañar partidos. No es la carrera más exitosa, pero, sin duda, es una de las más curiosas.

Te puede interesar: Los incansables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.