Foto tomada en la capacitación para medios de la FCF y Dimayor. Foto: José Gabriel Celis / Rotonda Deportiva

Los secretos del protocolo del VAR para entenderlo mejor

Por: José Gabriel Celis @josegaceljose.celis@rotondadeportiva.com

Como parte de la pedagogía para entender el uso del VAR en el fútbol colombiano compartimos algunos aspectos clave.

En las Reglas de Juego 2019/20 de la IFAB, desde la página 150 a la 159 se explica con detalles el protocolo del VAR.

Aunque el documento es público, es importante tener en cuenta varios aspectos para una mejor comprensión, sumados a varios temas tratados con los medios de comunicación en la capacitación realizada por la Federación Colombiana de Fútbol y la Dimayor.

  • No es una regla de juego. Se trata de un protocolo para el manejo del video asistente arbitral.
  • El VAR puede asistir al árbitro únicamente en caso de que se produzca un «error claro, obvio y manifiesto» o un «incidente grave inadvertido»
  • Los cuatro escenarios donde se puede usar el VAR son los mismos que conocemos desde el Mundial de Rusia 2018: Gol o no gol, penal o no penal, tarjeta roja directa y confusión de identidad.
  • No está explícita la revisión de los fueras de lugar. Esta infracción es revisable solo si tiene incidencia en alguno de los cuatro escenarios.
  • El criterio del juez central en la cancha es primario. Es decir, el árbitro no puede llamar al VAR por el intercomunicador a preguntarle si está bien su decisión o si debe cambiarla.
  • La precisión en la decisión es más importante que la rapidez, por eso se debe tener paciencia, no hay un límite de tiempo para las revisiones. Lo que el cuarto árbitro hace es tomar el tiempo para reponerlo al final.
  • El chequeo del VAR es automático en todas las jugadas. La comunicación entre el VAR y el árbitro se da para autorizar la continuidad del juego.
  • ¿Por qué el árbitro no va a revisar siempre todas las jugadas? Si el error es claro, obvio y manifiesto el VAR le indicará al árbitro lo que ocurre y este último será quien tome la decisión de verla o no. Por eso no siempre va a la zona de revisión a ver cuando la línea se traza en un fuera de lugar, lo cual se ve en la transmisión de televisión.
  • Si el error es un incidente grave inadvertido, o jugada de interpretación, es cuando el VAR llama al árbitro a revisar las jugadas.
  • La velocidad de la repetición es clave, por eso la cámara lenta se reserva para el punto de contacto de las faltas y la velocidad normal para la intensidad de una infracción o si hay una mano.
  • Al momento en el que el árbitro se lleva su mano al oído para escuchar el intercomunicador genera expectativa, por eso debe también gestionar las emociones.
  • La ya famosa señal de televisión la debe hacer el árbitro siempre antes y después de que exista una revisión o una decisión con apoyo del VAR.
  • En la sala del VAR hay dos botones, uno para comunicarse con el árbitro y otro para mostrar las jugadas. El botón de comunicación solo se emplea para autorizarle reanudar el juego o para pedirle que retrase el inicio si se revisa una jugada, o para informarle de una potencial revisión.

Deja un comentario