La Tribuna de Bencho: La Liga de las dudas

Bastante agitación se ha vivido entorno a la liga colombiana, pero no ha tenido nada que ver con el buen nivel del espectáculo. El negocio de los derechos televisivos, la sospecha de la intervención de apostadores y la poca confianza en la gestión de Vélez generan malestar entre los dirigentes, prensa y aficionados.

Por: Rubén Casas – @Benchobohemio en Twitter

Se está disputando una etapa crucial del campeonato, sin embargo, el ambiente “futbolero” es muy diferente al de hace unos meses atrás. Las charlas matutinas en las que se hablaba con amigos, familiares o compañeros de oficina acerca de lo bien o mal que jugó nuestro equipo en poco tiempo se han reemplazado de lleno por el acontecer de ligas de otros países.

Por no ir tan lejos, el fin de semana anterior la atención estuvo más centrada en la ultima fecha de la Superliga Argentina que en el campeonato local. Ya es común que para muchos sea verdaderamente tedioso seguir un torneo que prácticamente se juega todos los días por el afán de mantener la promesa de juegos en la parrilla de un canal que no cuenta con más variedad.

Sumado al desinterés en aumento por los clubes colombianos -reforzado por el pésimo inicio en Copa Libertadores- se suman las dudas generadas por las negociaciones realizadas por Dimayor. La primera de ellas relacionado con los derechos televisivos. La campaña en redes -razonable como hemos manifestado en La Tribuna de Bencho– en contra de la subscripción al canal premium, aún permanece vigente y aunque recientemente el canal reveló unas cifras con unos datos que superan las proyecciones realizadas, aun no se llega por lo menos al punto de equilibrio. A mediano o largo plazo los clubes necesitan obtener ingresos de este negocio.

Óscar Ignacio Martán -presidente de Cortuluá- hace algunas semanas manifestó su inconformismo por el incumplimiento del dinero del negocio de televisión. Dudas que en vez de aclararse se ponen cada vez más turbias. El presidente de Patriotas -César Guzmán- manifestó en medios que indagó sobre el negocio de los derechos internacionales del FPC y encontró inconsistencias en una de las compañías con las cuales se realizó la negociación.

Dichas inconsistencias han sido también denunciadas por reconocidos periodistas como Hernan Pelaez y Javier Hernandez Bonnet. Razón por la cual Jorge Enrique Vélez, como presidente de Dimayor salió al corte y se refirió de forma tajante sobre este tema: “Estamos casi en el punto final, pero yo entiendo la impaciencia que esto genera. Pero puedo decir que todos los argumentos que están diciendo, no tienen ninguna realidad. A mí me gusta que me pregunten, no tengo ningún problema, la verdad siempre sale a flote”.

A la polémica anterior ahora se añade la escandalosa reacción de Eduardo Pimentel, finalizado el compromiso del Boyacá Chicó frente a Alianza Petrolera. Recordemos que no es la primera vez que él protagoniza un hecho de este tipo. Para muchos este tipo de actos son muestra de poca gallardía ante un resultado adverso, pero en esta oportunidad Pimentel fue más allá y con sus declaraciones levantó una ampolla que lastima mas la credibilidad en el torneo.

El dirigente “Ajedrezado” aseguró que, aunque no tiene pruebas “Hoy los resultados en el futbol los mandan y los deciden las apuestas, no los equipos”. Iniciando también una campaña, ofreciendo dinero a las personas que le entreguen pruebas sobre la situación que ocurre, incluso ya entregó la primera recompensa. “Ya me he reunido con personas que han colaborado, todo parece indicar que teníamos razón. Denunciar sí paga”, mencionó Pimentel en sus redes sociales.

El tema de las apuestas también ha puesto en tela de juicio al actual patrocinador. Oscar Martán también fue contundente sobre las denuncias de Pimentel: “Cuando el río suena…Eso que dijo Pimentel es algo muy grave para el fútbol. Eso de las apuestas es una realidad. Estoy identificado con Pimentel, pero eso es algo que no debe quedar solamente en la calentura del momento, en la bulla de un fin de semana, sino que es algo que afecta al fútbol y a todos los que estamos involucrados en el tema”. Adicional mencionó su postura de oposición – junto a Equidad- a que fuera una casa de apuestas deportivas quien patrocinara el torneo.

La próxima asamblea de Dimayor sin duda pondrá varios temas complejos sobre la mesa, los cuales esperamos no se queden en lo etéreo. Mencionaba el antiguo emperador Julio Cesar: “Mi esposa debe estar por encima de toda sospecha” y en este caso es la institucionalidad del futbol colombiano la que debe tomar decisiones que recuperen la honorabilidad del deporte. Citando al propio Martán: “Lo que le hace verdaderamente bien al fútbol es que se hablen las cosas, que sean transparentes”.

Deja un comentario