Foto: Cortesía FCF

Colombia rompe sus malos números, pero deja dudas en el funcionamiento

Por: José Gabriel Celis @josegaceljose.celis@rotondadeportiva.com

¿Qué le falta al equipo dirigido por Carlos Queiroz para convencer en su preparación rumbo a las eliminatorias al Mundial de Qatar 2022?

Primero hay que abordar lo positivo del partido contra Perú este viernes en Miami: se rompió la racha de 416 minutos sin gol y de 5 partidos consecutivos sin ganar. Sin duda, la confianza regresa a partir de un buen resultado.

El 1-0 fue obra de Alfredo Morelos, quien también es un punto a resaltar. Sin jugar un brillante partido, el delantero de 24 años del Glasgow Rangers anotó su primer gol oficial con la Tricolor, lo cual es bueno para él y para las alternativas que se buscan a Radamel Falcao García.

Positivo el liderazgo de David Ospina durante el juego en la cancha y con sus tres atajadas, que sin duda lo mantienen como capitán de un equipo sin James ni Falcao, pero más allá de la cinta, asumiendo un rol de cabeza del equipo que no se ha encontrado desde el retiro de Mario Alberto Yepes.

Dentro de la idea de juego del técnico Queiroz de levantar la pelota, lo positivo es el trabajo de Santiago Arias. Ya con rodaje en el Atlético de Madrid y siendo el mejor de la cancha para la Selección Colombia.

Luego de resaltar lo positivo, las dudas en el funcionamiento quedan no solo desde el 4-3-3 al que nos tiene acostumbrados Queiroz. El problema no se trata del esquema, pasa por rendimientos individuales bajos como el de Juan Guillermo Cuadrado a partir de no tener una idea de juego clara, más allá de las ausencias de James y Falcao.

Regresando a la idea de jugar con la pelota aérea, es un fútbol que parece no planificado, distante de la identidad colombiana de posesión de balón en el medio y de ahogo al rival para atacarlo.

No hay que hacer un llamado a lo negativo o a la derrota, pero solo quedan 90 minutos de laboratorio para Queiroz y los jugadores, serán este martes frente a Ecuador en New Jersey antes del debut en el camino a Qatar 2022, con rival aún por definir. ¿Será suficiente para tener todo listo?

Deja una respuesta