La Tribuna de Bencho: No estábamos listos

Australia y Nueva Zelanda serán sede de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023. La derrota colombiana fue el resultado coherente, después de realizado todo el proceso de elección.

Por: Rubén Casas – @Benchobohemio en Twitter

Con 22 votos a favor de Australia y Nueva Zelanda derrotaron a Colombia que obtuvo el voto de 13 delegados. Más allá del deseo de tener el honor de organizar el evento, después de todo, que país no quisiera ser el centro del planeta para un evento deportivo de esta magnitud, sin embargo, una cosa es creerse listo y con condiciones, otra muy diferente es ser evaluado y evidenciar que realmente la candidatura estaba lejos de ser satisfactoria.

Algunas razones (por que son muchas) por las que la candidatura colombiana no era viable, fueron expuestas en esta columna, razón por la cual no las reiteraré, estimado lector, en caso que quiera conocerlas todas, el informe de evaluación de FIFA es bastante diciente, incluso menciona que la documentación estaba incompleta. Por otro lado, la entidad rectora del balompié mundial realizó su diagnostico con mucho tacto, pero sin perder contundencia, la mala calificación de la evaluación (2.8) incluso fue benévola con la postulación.

En el cierre de la Tribuna de Bencho anterior, se mencionaba como debía la federación tomar ese documento, analizar lo evidenciado y tomar acciones concretas para el futuro del deporte en nuestro país, sin embargo, con sorpresa la primera reacción de la Federación Colombiana de Fútbol en conjunto con CONMEBOL, fue enviar una carta cuestionando la evaluación (como el estudiante que pierde una materia y culpa al docente), apoyado en falsos datos que después tuvo que rectificar, algo que refuerza más el pésimo trabajo en la gestión por parte de los dirigentes, Colombia terminó postulándose por postularse esperando que solo por méritos políticos en la entidad lograba ganar la votación.

Es en este punto en el que FIFA realmente se lleva aplausos, un manejo de las postulaciones riguroso, un proceso de selección completo, con criterios claros y con la consigna de ser transparentes. El presidente de la entidad, Gianni Infantino muestra con hechos el nuevo espíritu de FIFA de desmarcarse de los procesos de selección anteriores ligados a la corrupción y los amiguismos. El informe técnico es un referente para lo que se implementará en adelante para la selección de países que albergarán eventos masivos.

Después de este fracaso, es menester que la dirigencia por fin asuma sus responsabilidades (solo las suyas, ya que el informe de evaluación también ponderó aspectos que se alejan del alcance de la federación) y todo lo que esté en sus manos para el apoyo del fútbol femenino sea por fin aplicado.

Aunque la infraestructura fue uno de los puntos débiles de la candidatura, acá el problema no es solo de cemento, ladrillo y cables. La institucionalidad es inexistente, hoy no tenemos torneo femenino, la situación contractual de las jugadoras es innegablemente desigual comparada con la de los futbolistas masculinos, los dirigentes las ignoran o descalifican. ¿Cuándo empezará la Liga 2020? ¿Tendremos una Liga estable desde 2021?

El país tiene como deuda empezar a respetar a las mujeres, no solo con palabras y posters, el respeto empieza ofreciendo igualdad de condiciones, trato digno y profesionalización del oficio. La participación de selección y clubes femeninos de Colombia ha sido destacada, a pesar del poco apoyo, es la hora para que los dirigentes se pongan al nivel del esfuerzo de nuestras ˈsuperpoderosasˈ.

La Tribuna de Bencho espera que en unos años Colombia pueda nuevamente postularse, demostrando con hechos que en verdad si está lista para hospedar un evento de esta magnitud y así continuar mostrándole al mundo las cosas buenas, la amabilidad, la hospitalidad y la alegría que nos caracteriza a los colombianos. Es el momento de empezar a trabajar de forma concreta y efectiva por tener una estructura dirigencial que logre resultados de clase mundial.

Deja un comentario