Foto: José Gabriel Celis / Rotonda Deportiva

Opinión: perdedores y ganadores luego que Colombia perdiera la sede de la Copa América 2021

Desde un punto de vista personal, las consecuencias que deja la decisión de Conmebol.

En contexto: Conmebol le quita la sede a Colombia de la Copa América 2021

Perdedores

Ernesto Lucena. El ministro defendió a capa y espada la realización de la Copa, lo hizo en una rueda de prensa el sábado anterior, y cumplió hasta el último minuto con su rol como funcionario del gobierno de Iván Duque, sin embargo, el final con una propuesta absurda de aplazar el torneo hasta noviembre, época en la que ninguna figura va a venir por más público y estabilidad que haya, rayó en lo ridículo. Posiblemente se haga realidad el rumor de su salida del Ministerio del Deporte (a otro cargo rotativo dentro del gobierno, que es la moda por estos días).

Los recursos públicos. Como dijo el ministro Lucena, Colombia invirtió en los últimos dos años 12.500 millones de pesos en las actualizaciones tecnológicas e iluminación de los estadios de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. Cabe recordar que ninguno de esos estadios es privado, el único con esa condición es el Estadio Deportivo Cali en Palmira.

La imagen y el autoestima de Colombia. En 1951 el país rechazó hacer el Campeonato Sudamericano de Selecciones. El 25 de octubre de 1982, Colombia renunció a hacer la Copa Mundial de Fútbol de mayores, porque según el presidente Belisario Betancur había que hacer hospitales, carreteras, educación, etc, lo cual no ocurrió. En 2001 se hizo la Copa América en Colombia en medio de dudas e inseguridad y sin las principales figuras. Esa imagen de incapacidad de hacer grandes eventos aumenta con el retiro por parte de Conmebol de la sede de la copa, sumado a los graves hechos de violencia y disturbios que empañaron la Copa Libertadores en Pereira y Barranquilla. El aplazamiento en fechas inviables fue solo una excusa.

La organización de futuros eventos deportivos en Colombia. Más que ser algún “perdedor”, es una consecuencia lógica. Colombia pierde confianza para futuros eventos como finales de Copa Sudamericana o Copa Libertadores desde 2023, año en el que el país tiene agendado realizar el Sudamericano Sub-20. Por la rotación que tiene definida Conmebol, la próxima Copa América que podrá organizar Colombia, a menos que algo extraordinario ocurra, es en 2040. Recordemos que, por ejemplo, Colombia no organiza unos Juegos Panamericanos desde 1971.

El periodismo deportivo colombiano. WIN Sports había anunciado 24 horas antes que Colombia perdiera la sede, que iba a transmitir los partidos para el país. Aunque actualmente, los derechos los tienen Directv, RCN y Caracol Televisión, sin duda el periodismo deportivo nacional pierde plazas de empleo, y en el caso de los canales, lucrativos ingresos publicitarios. Aunque eso es algo menor, si tenemos en cuenta que varios periodistas deportivos tienen empleo en dos o tres medios a la vez…

Los pocos que obtendrían ganancias por la realización de la copa. Pocos sectores iban a ganar con un torneo a puerta cerrada. Es claro que por la pandemia no veríamos gente en los estadios o alrededores, iba a ser muy bajo el comercio, era falso que iba a ser un empuje al debilitado motor económico del país. Pierden, por supuesto, el sector hotelero y cercano a las delegaciones, además del personal que iba a trabajar en logística de prensa, seguridad y demás en cada una de las cuatro sedes, sin duda una pena. Y para ser claros, no iba a haber turismo adicional a las delegaciones.

La Federación Colombiana de Fútbol. Otro capítulo más en el que la entidad presidida por Ramón Jesurún no cumple con su objetivo. Más allá de las circunstancias externas, ha brillado por su ausencia la voz del ente rector de nuestro fútbol por el trato de Conmebol a los equipos y por dejar como asunto de Estado un evento privado que cada vez perdió más popularidad al mezclarse los contextos; prueba de ello muchos comentarios en redes sociales sobre el video promocional de la Copa en Colombia en medio del fragor del Paro Nacional.

Ganadores

El Paro Nacional, pero… Sin duda que los promotores del Paro Nacional, y sobre todo los jóvenes han logrado grandes cosas como tumbar la Reforma Tributaria, ayudar a que en el Congreso de la República se cayera la Reforma a la Salud, y a la salida de dos ministros (Hacienda y Relaciones Exteriores). Sin embargo, que Colombia haya perdido la Copa América no significa de ninguna manera que se solucionaron los problemas del país, ni garantiza que se vayan a solucionar, porque el torneo de cualquier manera se juega y estará presente la Selección Colombia. Puede pasar como con el Mundial de 1986, se perdió la sede y al final no hubo los cambios que el país requería…

Reinaldo Rueda y la Selección Colombia. Sin duda lo que pasó es un bálsamo para el DT de la Tricolor, que aún no ha debutado en este ciclo y ya tenía la presión de un sector de la prensa deportiva de ganar el torneo por el simple hecho de ser local. La misión de Rueda y el equipo es ajustar detalles y sumar puntos para recomponer el ya difícil camino rumbo a Qatar 2022.

Todo lo anti FCF, Dimayor, fútbol, etc… Un auténtico regocijo viven quienes detestan al fútbol en sí, o lo culpan de todos los males del país. También aquellos que por motivos personales o no, odian a la Federación y todo lo que hay alrededor de ella. Sin duda es una noche y un sabor muy dulce para todos ellos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.