Foto: Cortesía Dimayor / Vizzorimage

Deportivo Cali volvió a ser ‘Glorioso’ en un camino que enderezó Rafael Dudamel

El equipo ‘Azucarero’ conquistó su décima estrella en una ruta con altibajos y un final feliz.

El segundo semestre de 2021 para Deportivo Cali empezaba con muchas dudas, luego de una primera mitad del año con la temprana eliminación de Copa Sudamericana a manos del Deportes Tolima, logrando de cierta forma un desquite en la reciente final de Liga.

El proceso del técnico uruguayo Alfredo Arias ofrecía a un Cali irregular en el inicio de la Liga Dimayor II, que empezó con victoria el 17 de julio sobre Santa Fe en El Campín, pero luego enlazó cuatro jornadas sin ganar, dos de ellas en casa. De hecho, el último triunfo ‘Verdiblanco’ en el ciclo de Arias fue en la sexta jornada por 2-3 sobre Alianza Petrolera en Barrancabermeja. El empate 1-1 en casa con Junior, y la derrota 2-0 contra Deportivo Pasto firmaron la salida de Arias del banquillo técnico.

El 8 de septiembre, la institución anunció la llegada de Rafael Dudamel como técnico, debutando con derrota el día 11 en el clásico contra América en condición de local; el peor inicio posible. Luego, el 19 de septiembre empató 1-1 con Deportes Tolima, en lo que fue el último duelo entre ambos antes de la final.

Solo el 24 de septiembre, en la jornada 11, el Cali ganó su primer partido en casa, 2-1 sobre Deportivo Pereira. Desde entonces, el equipo logró subir su nivel de juego y comenzó a sumar hasta lograr nueve jornadas de invicto con seis triunfos (Pereira, Envigado, Águilas, Patriotas, Huila y Quindío) y tres empates (Tolima, La Equidad y América) que lo metieron en la zona de clasificación, donde finalmente fue séptimo con 31 puntos.

En los Cuadrangulares Semifinales, los dos triunfos sobre Atlético Nacional fueron clave al dejar en el camino al principal contendiente por el título, fueron 3-1 en Palmaseca y 1-2 en el Atanasio Girardot; Además, había vencido de nuevo 2-1 al Pereira, y sacó cuatro puntos contra Junior (2-2 de visitante y triunfo 2-0 de local) para obtener la clasificación a la Final con una jornada de antelación. La derrota 1-0 con Pereira solo fue estadística ya que sumaba 13 puntos.

Ya en la Final, no pudo doblegar en casa a un aguerrido Deportes Tolima en la ida, quedando 1-1, y al final en Ibagué sacó su jerarquía y juego para imponerse 1-2 y así conquistar su décima estrella.

Todo este camino a la décima estrella no hubiera sido posible sin la llegada de dos refuerzos de jerarquía que llegaron libres al club y marcaron la diferencia: Teófilo Gutiérrez y Harold Preciado, este último quien fue el máximo anotador con 13 goles en la campaña.

Te puede interesar:

Rafael Dudamel, de las críticas a la gloria de nuevo con Deportivo Cali

Deportivo Cali se impone con jerarquía y fútbol para ganar su décima estrella en Ibagué

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.